Inicia tu negocio de Bienes Raíces – Parte 5

Bien, pues en este video, qué bueno que ya llegaste hasta aquí, qué bueno que seguramente ya viste todos los videos anteriores para convertirte en inversionista de bienes raíces con negocio propio, y aquí vamos a ver una técnica también fundamental, también muy lucrativa, también muy buena. Con esta técnica puedes tener ingresos permanentes sin ser propietario de ningún inmueble.

Normalmente escuchamos que las personas viven de sus rentas porque compran inmuebles y los ponen a la renta, y nosotros decimos, bueno, si voy a vivir de mis rentas, necesito los inmuebles, ¿cierto?, necesito tener estos inmuebles para poder rentarlos y vivir de mis rentas pero, ¿qué crees?, eso es falso porque existe una técnica donde tú puedes tener ingresos residuales, puedes vivir de tus rentas sin ser propietario de ningún inmueble y esa técnica seguramente la quieres conocer, seguramente quisieras ganar no sé, cinco mil dólares mensuales. Es más, vámonos a lo mínimo, que tú pudieras ganar dos mil dólares mensuales con este esquema de subarrendamiento, pues con eso tienes un ingreso fijo que te permite tener una calidad de vida, es más, te permite tener mucho más dinero de lo que ganaría una persona trabajando ocho o doce horas diarias en un empleo, enriqueciendo a otras personas, y tú no lo vas a hacer porque tú vas a tener estos residuales.

¿Es posible hacerlo?, sí; ¿es posible lograrlo?, sí, sí se puede. En el caso de César Batres, uno de nuestros alumnos, de nuestro programa de entrenamiento, donde hace una renta de este inmueble en Ciudad Satélite y con este esquema se lleva un diferencial aproximado de quince mil pesos, estamos hablando más o menos de unos mil dólares, novecientos dólares americanos, directo a su bolsillo, por un periodo de cinco años en una renta de un inmueble comercial. Así es que si tú estás buscando libertad de tiempo y libertad de dinero, ésta es una técnica que te va a servir mucho.

¿Cómo se llama?, “ingresos residuales con bienes raíces”, y lo primero que tienes que hacer o lo primero que tienes que conocer es el esquema legal de subarrendamiento, subarrendar inmuebles comerciales. Esta técnica sirve específicamente para inmuebles comerciales, ¿a qué me refiero con esto?, locales, oficinas, bodegas, y todo tipo de inmueble que sea comercial, incluso terrenos también como estacionamiento, te voy a enseñar un caso de un estacionamiento que hubo con subarrendamiento.

Bien, el esquema de subarrendar significa que tú arriendas un inmueble, o sea rentas un inmueble en un precio A, y lo subarriendas o lo rentas a otra persona en un precio B, por supuesto más alto, entonces el diferencial es para ti, es para tu bolsillo. ¿Se puede? ¿Es legal? Sí, señor, sí se puede y sí es legal, este esquema es muy utilizado en los esquemas comerciales, por eso es que la mayoría de las personas no está familiarizada con él, pero tú lo puedes lograr simplemente sabiendo el esquema de subarrendamiento.

Ahora, hay dos variantes: primero, subarrendar; la segunda es, espacios productivos. Siempre una renta va a ser más, te va a generar más dinero cuando la rentas en partes, entonces lo que te recomiendo es que por ejemplo, tú puedes rentar un terreno completo de mil metros cuadrados y hacer estacionamiento una parte, setecientos metros cuadrados, ochocientos metros cuadrados si tú quieres, y los doscientos metros restantes puedes hacerlos un negocio o un local, lo cual significa que vas a ganar doble porque cuando un inmueble ya tiene plusvalía de algún negocio o de algo que tú estás creando ahí, un espacio productivo, la otra parte sube automáticamente su plusvalía y sube automáticamente su renta.

Imagínate que tú rentas un espacio de doscientos metros cuadrados, lo divides en cinco partes, la primera parte te cuesta un dólar; la segunda parte, dos dólares; la tercera parte tres dólares y la última parte, ya que se rentó todo, diez dólares, así funciona el mercado y eso lo vas a poder hacer tú.

Bien, la otra opción que tienes son la azoteas y el aire; el aire cuesta, y aquí hay una gran técnica, dos técnicas de hecho, que tú puedes aprovechar. Primero, si tú tienes ese olfato de inversionista y esa visión vas a ir a revisar los usos de suelo y te vas a dar cuenta que hay muchos inmuebles en todas las ciudades donde el uso de suelo les permite cinco niveles, por ejemplo, pero actualmente está construido sólo un nivel o dos, entonces el propietario no sabe que tiene esa construcción y tú lo que puedes hacer es rentar esa azotea, rentar el aire y construir ahí, o comprarlo; hay una técnica donde tú construyes ese espacio, construyes, y te estás haciendo de un terreno pero en aire, en un lugar muy ubicado a un precio muy bajo.

La segunda de las azoteas es darles un uso comercial; a las azoteas tú les puedes dar un uso comercial y se vuelve un inmueble productivo. ¿Cuántas veces has visto que en la terraza hay restaurantes, cuántas veces has visto que en la terraza hay albercas, hay canchas, hay miles de cosas? Entonces tú puedes rentar un inmueble, en mi caso particular yo renté un inmueble que ya tenía uso de suelo comercial, renté la azotea únicamente y construí… incluso no fue construcción, fue infraestructura semifija, donde puso doce consultorios. Entonces el primer consultorio a mí me está pagando el total de la azotea y los otros once consultorios son ganancia directa para mí, para mi bolsillo. Eso es importante que lo sepas, es importante cómo te vas a mover en bienes raíces.

Entonces recapitulando este esquema, ¿quieres ganar dinero, quieres ganar residuales, rentar inmuebles sin que tú seas propietario?, utiliza el esquema de subarrendamiento, azoteas y espacios productivos. ¿Cómo funciona?, rentas un inmueble, lo rentas a un precio mayor pero le haces algunos ajustes, por ejemplo tú lo puedes rentar habitacional y lo vuelves comercial, lo divides y le pones una infraestructura de un estacionamiento, de una cafetería, de un restaurante, de cualquier cosa que tú decidas que va a pegar en ese momento; tú no operas el negocio, si pones la infraestructura de un restaurante, tú no la operas, la opera alguien más, tu negocio son los bienes raíces, no se te olvide.

El segundo punto en las azoteas, las azoteas y el aire: chécate los usos de suelo, revisa qué usos de suelo permitidos hay, si puedes poner un inmueble productivo, un restaurante, una cafetería, una terraza, un bar, o puedes construir arriba. Ahí te recomendaría comprar la azotea, se puede comprar, por supuesto es objeto de comercio, y tú puedes construir hacia arriba.

Bien, y el tercer punto pues es que empieces a moverte en este mercado. ¿Qué tienes que hacer?, simplemente ir con los propietarios que están rentando los inmuebles, conseguir también a los inquilinos, la persona que esté interesada en el inmueble y hacer el cuadre, hacer el negocio.

Qué bueno que estás aquí; si quieres libertad financiera, si quieres libertad de tiempo y libertad de dinero, dedícate a bienes raíces, métete al negocio de bienes raíces, crea tu negocio como inversionista de bienes raíces.

Hay un video más donde te voy a detallar exactamente cómo puedes dar el salto cuántico para que seas inversionista de bienes raíces con negocio propio en treinta días o menos. Te veo en ese video, hasta luego.